domingo, 29 de noviembre de 2015

Cuentos de Pago Chico


No siempre había sido Barraba el comisario de Pago Chico, necesítese
De graves acontecimiento políticos para que tan alta personalidad policial fuera a poner en vereda a los revoltosos pagochiquenses .
Antes de el , es decir antes que se fundara “La Pampa” y se formara el comité de oposición , cualquier funcionario era bueno para aquel pueblo , tranquilo entre los rublos tranquilos .
El antecesor de Barraba había sido un tal Benito Paez gran truquista , no poco aficionado al porrón y por lo demás excelente individuo, salvo la inveterada costumbre de no tener gendarmes sino en numero reducidísimo – aunque las planillas dijeran lo contrario-, para crearse honestamente un sobresueldo en las mesadas vacantes .
-El comisario Paez –decía Silvestre- se come diez o doce vigilantes al mes .
La tenida de truco en el Club el Progreso, las carreras en la Pulpería de La Polvareda, las riñas de gallo dominicales, y otros quehaceres menos perentorios, obligaban a Don Benito Paez a frecuentes a casi reglamentarias ausencias en la comisaría . Y esta probado que nunca hubo tanto orden ni tanta paz en Pago Chico. Todo fue ir un comisario activo con una docena de vigilantes más, para que comenzaran los escándalos y las prisiones, y para que la gente anduviera con el Jesús en la boca , pues hasta los rateros pululaban . Saquen otras consecuencias filosóficas de este hecho experimental. Nosotros vamos al cuento quizás algún lector lo haya oído ya pues se hizo famoso en aquel tiempo , y los viejos del pago lo repiten a menudo .Sucedió, que un nuevo jefe de policía , tan entrometido como mal inspirado , resolvió conocer el manejo de la situación de los subalternos rurales y sin ¡decir agua va¡ destaco inspectores  que a escudriñar cuanto pasaba en las comisarías .Como sus colegas , don Benito ignoro hasta el ultimo momento la sorpresa que le preparaba , y ni dejo su truco, sus carreras y sus riñas , ni se ocupo de reforzar el personal con gendarme de ocasión .
Cierta noche lluviosa y fría, en que Pago Chico dormía entre las sombras y el barro , sin otra luz que las de las ventanas del club El Progreso , dos hombres a caballo , envueltos en sendo ponchos  y con el ala del chambergo, sobre los ojos, entraron al tranquito al pueblo, y se dirigieron a la Plaza principal , calados por la lluvia y recibiendo salpicaduras de los charcos .
Sabido es que la Municipalidad corría pareja con la policía, y que aquellas calles eran un modelo de intransitabilidad.
 Las dos sombra mudas siguieron avanzando sin embargo, como dos personajes de novela caballeresca, y llegaron a la puerta de la comisaría , herméticamente cerrada. Una de ellas la que montaba mejor a caballo – y en quien el lector perspicaz habrá reconocido al inspector de marras , como habrá reconocido en la otra a su asistente -, trepo a la acera sin desmontar , dio tres fuertes golpes en el tablero de la puerta con el cabo del rebenque …..
Y espero .
Espero un minuto, impacientado por la lluvia que arreciaba, y refunfuñando un terno volvió a golpear con mayor violencia.
Igual silencio .Nadie se asomaba, ni en el interior de la comisaría se notaba movimiento alguno .
Repitió el inspector una y dos veces el llamado, condimentándolo cada uno de ellos con mayor proporción de ajos y cebollas , y por fin allá a las cansadas entrabriose la puerta , viese por una rendija la llama vacilante de una vela de sebo , y a la luz un ente andrajoso y soñoliento , que miraba al inoportuno con ojos entre asombrados y dormidos , mientras abrigaba la vela con el hueco de la mano .
-¿Esta el comisario?- pregunto el inspector bronco y amenazante .
El otro humilde tartamudeo, contestando
-No señor.
-¿Y el oficial?
-Tampoco Señor .
El Inspector , furioso se acomodo mejor en la montura , echose un poco para atrás y ordeno perentoriamente :
-¡Llame al cabo de cuarto!
-¡No … No ..No hay Señor!
-De modo que no hay nadie aquí, ¿No?
-Si se..ñor…Yo
-¿Y usted es agente?
-No Se..ñor ..yo ..yo soy el preso .
Una carcajada del inspector acabo de asustar al pobre hombre, que temblaba de pies a cabeza .
_
-¿No hay ningún gendarme en la comisaría .
-Si Se..ñor esta Petronilo …es que lo trai de la esquina bo…borracho , ¡si se..ñor! esta durmiendo en la cuadra .

Una hora después don Benito se esforzaba en vano por dar explicaciones de su conducta al inspector, que no se las aceptaba de ninguna manera. Pero afirman las malas lenguas que , cuando no se limito a dar simples explicaciones, todo quedo arreglado satisfactoriamente ; y lo probaría el hecho de que su sistema no sufrió modificación, y de que el preso portero y protector de agentes descarriados siguió largos meses desempeñando sus funciones caritativas y gratuitas . Roberto J. Payro 

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Hector Gagliardi-El Portero De Mi Escuela

El sapito - Héctor Gagliardi

sera justicia

Hector Gagliardi-El Solteron

Hector Gagliardi-Almacen

Héctor Gagliardi - El Casamiento

Hector Gagliardi-El Jubilado

Hector Gagliardi-La Maestra

miércoles, 25 de febrero de 2015

El Mensu

Silva...noche...luna
pena en el yerbal
el silencio vibra
en la soledad ,
y al latir el monte ,
quiebra la quietud
con el canto triste
del pobre Mensu
Yerba... Mate... Yerba
en tu inmensidad
quisiera perderme,
 pero descansa ,
en tus hojas frescas
encontrar la miel ,
que mitigue el surco
del látigo cruel .
Neike...Neike ...
el grito del campaga va resonando
Neike...Neike
fantasma de la noche ,
que se acaba .
Noche mala
que camina el alma de la esperanza
día bueno ,
que forjan los hombres de corazon .
Rio .. viejo..rio
que bajando va
quiero ir contigo
en busca de la hermandad ,
paz en mi tierra cada dia mas,
roja con la sangre
del pobre Mensu
Neike...Neike
el grito del campaga  va resonando
Neike ..Neike
fantasmas de la noche que se acabo
noche mala
que camina hacia el alba de la esperanza ,
dia bueno que forjan los hombres de corazón  Ramon Ayelan

lunes, 16 de febrero de 2015

Pelicula Martin Fierro - PELICULA COMPLETA

El Gaucho Martin Fierro


La selección de textos corresponde al Canto 3 y relata la situación del gaucho que es enviado contra su voluntad a la frontera.
Tuve en mi pago un tiempo
Hijos, hacienda y mujer,
Me echaron a la frontera,
¡Y que iba hallar al volver!
Tan solo halle una tapera .
Sosegado vivía en mi rancho
Como el pájaro para el nido,
Allí mis hijos queridos
Iban creciendo a mi lado
Solo queda al desgraciado
Lamentar el bien perdido.
Cantando estaba una vez
En una gran diversión,
Y aprovecho para la ocasión
Como quiso el Juez de Paz
Se presento y así nomas
Hizo arriada en montón.
Juyeron los mas matreros
Y lograron escapar;
Yo no quise disparar,
Soy manso y no había por que
Muy tranquilo me quede
Y ansi me deje agarrar .
Allí un gringo con un órgano
Y una mona que bailaba,
Haciéndonos reír estaba,
 Cuando le toco el arreo,
¡Tan grande el gringo y tan feo,
Lo viera como lloraba ¡
Hasta unas ingles zanjiador
Que decía en la última guerra
Que el era de Inca-la-perra
Y que no quería servir ,
También tuvo que juir
Y guarnecerse en la sierra.
Ni los mirones salvaron
De esa arridad de mi flor,
Que acoyarado el cantor
Con el gringo de la mona
A uno solo, por favor,
Logro  salvarle la patrona.
Formaron como contingente
Con los que del baile arriaron,
Con los otros nos mixturaron
Que había agarrado también
Las cosas que aquí se ven
Ni los diablos la pensaron .
Y asi sufri este castigo
Tal vez por culpas ajenas,
Que sean malas o sean buenas
Las listas, siempre me escondo:
Yo soy un gaucho redondo
Y esas cosas no me llenan.
Al mandarnos nos hicieron,
Mas promesas que un altar,
El juez nos fue a proclamar
Y nos dijo muchas veces;
“Muchachos, a los seis meses
Los van a ir a relevar”
Así en mi moro escarciando
Enderece a la frontera.
¡Aparcero si usted viera
Lo que se llama cantón
Ni envidia tengo al ratón
En aquella ratonera
De lo pobres que allí hubiera
A ninguno los largaron,
A los más viejos rezongaron,
Que a uno que se quejo
enseguida lo estaquiaron,
y la cosa se acabo 
A nadies le dieron armas,
pues toditas las que había
el coronel las tenia
según dijo esa ocasion
pa re partirlas el día
en que hubiera una invasión
Al principio nos dejaron como
araganes de sebo
para después... no me atrevo
a decir lo que pasaba .....
¡Barajo ! si nos trataran
como se trata a malevos......
Jose Hernandez Martín Fierro Ed Huemul 


martes, 10 de febrero de 2015

Matavenados Fragmento 2

Varias veces el arma le paso raspando, pero Matavenados no recibió lo que podría llamarse una herida . La imperturbable firmeza con la que enfrento a sus atacantes despertó respeto en los espectadores y cuando los jefes anunciaron que el prisionero había pasado con éxito  la prueba del cuchillo y el Tomahawk ninguno de los miembros de la tribu sentía ya hostilidad hacia el . Salvo Sumach y Saltarin
Talarobles dijo entonces a su gente que el cara pálida había demostrado ser todo un hombre …[…]
El Jefe procuro por todos los medios detener la prueba a tiempo pues sabía que se desatarían las pasiones más feroces de los atormentadores , sus intentos de interrumpir la sangrienta carrera serian tan inútiles como pretender embalsar las aguas de los grandes lagos . Convoco , por lo tanto a cuatro o cinco de los mejores tiradores y les dijo que sometieran al cautivo a la prueba del rifle , mientras les advertían que sus reputaciones dependían  de la destreza que denostaran .
Sin embargo se produjo una breve interrupción antes de que el asunto se concretara.
Enriqueta Hutter había presenciado todo lo ocurrido, y al principio la escena había hecho que su mente se paralizara; pero ahora reacciono indignada ante el inmerecido sufrimiento que los indios le habrían infringido a su amigo. A pesar de ser tímida como un cervatillo, en muchas ocasiones afloraba en ella la intrépida defensora de la causa de la humanidad .Ahora ingreso al círculo, suave, femenina, hasta púdica pero severa y firme hablando como quien sabe sostenida por la autoridad de Dios .
-¿Por qué atormentan a Matavenados pieles rojas?-pregunto- ¿Qué les ha hecho para darles derecho a jugar con su vida? . Si algún cuchillo o Tomahawk le hubiera acertado , ¿Quién de ustedes hubiera podido curar la herida? Además , al herir a Matavenados estarían hiriendo a un amigo ; cuando mi padre y Torbellino vinieron arrancarles las cabelleras, Matavenados se negó a acompañarlos y se quedo solo en la canoa. ¡Al atormentar a este joven están atormentando a un amigo ¡
Los Hurones la escucharon con grave atención y uno de ellos, que sabia ingles , tradujo lo que la joven había dicho . En cuanto a Talarrobles entendió el contenido de lo dicho , le respondió en su propio dialecto y el interprete tradujo al ingles la respuesta .
-Bienvenidas son las palabras de mi hija – dijo el severo y anciano orador , con tono amable y sonriendo con tanta amabilidad como si se dirigiera a una criatura . Los hurones se complacen al oír su voz y escuchan lo que dice . El gran Espíritu suele hablar a los hombres a través de estas voces . Esta vez ella no ha abierto suficientemente los ojos para ver todo lo ocurrido. Matavenados no vino a arrancarnos el cuero cabelludo , es verdad ¿Pero para que vino? . Aquí sobre nuestras cabezas , se yerguen nuestros tocados de guerra , listos para ser arrancados ; un enemigo audaz debería extender la mano y arrebatarlos . La nación Iroquesa es demasiado noble para castigar a los cazadores de cabezas. Nos gusta ver que los demás hacen lo mismo que nosotros .Que mi hija mire alrededor y cuente mis guerreros , habría menos guerreros que en el momento en que ustedes llegaron a mi territorio de caza .. Ahora me faltan tantos guerreros como dedos de la mano .¿Donde están esos dedos? . Dos fueron cortados por esta cara pálida, mis hurones desean saber si lo consiguió gracias a un corazón valiente o gracias a engaños , como un taimado zorro o como una pantera .
- tomismo viste hurón , como cayo uno de ellos . Yo lo vi, y todos lo vieron.
Fue un espectáculo sangriento, pero no fue culpa de Matavenados . El guerrero quiso quitarle la vida y él se defendió. No sé si el buen libro lo aprueba, pero todos los hombres harían lo mismo . Vamos , si quieres saber quien dispara mejor , dale a Matavenados un rifle y veras que el es mucho mas diestro que cualquiera de mis guerreros .
Si alguien hubiera podido observar esta escena con indiferencia , le hubiera resultado graciosa la seriedadcon la que los salvajes escucharon la traducción de este inusual pedido . Ni pulla , ni una sonrisa empuño su sorpresa , pues el carácter y los modales de Enriqueta eran demasiados puros para despertar burlas bestiales y feroces . Por el contrario obtuvo una respuesta atenta y respetuosa .
-Mi hija no siempre habla como un jefe ante el consejo reunido en torno del fuego –explico Talarrobles-, o no habría dicho nada de esto. Dos de mis guerreros han caído bajo los golpes de nuestro prisionero; su tumba es demasiado pequeña para albergar a un tercero . A los hurones no les gustaba apiñar a sus muertos . Si un espíritu de mas esta a punto de partir hacia otro mundo, no debes ser el espíritu de un huron , sino el de un cara pálida . Ve hija y siéntate junto a Sumach , que esta de duelo . deja que los hurones demuestren su puntería , deja que el cara pálida demuestre su indiferencia a las balas .
Tras esta interrupción , los guerreros volvieron a ocupar sus puestos , y otra vez se dispusieron a demostrar su pericia , con dos objetivos en vista : poner a prueba la entereza del cautivo y hacer gala de la firmeza del pulso de los tiradores , aun en momentos de gran agitación . Por cierto el rostro de Matavenados estaba tan próximo a las bocas de las armas que apenas si podía evitar el deslumbramiento del fogonazo, y sus ojos miraban directamente a los cañones preparándose para el fatal mensajero que estaba a punto de brotar de uno de ellos acomodaron el arma , pero no sin antes haberla apuntado directamente a la frente del prisionero , con la esperanza de lograr asi que la fortaleza lo abandonara . No obstante , todos ellos tuvieron gran cuidado de no herirlo , ya que el descredito de matarlo prematuramente solo era menor del que fallar el tiro por completo . Efectuaron disparo tras disparo y todas las balas pasaron a la misma distancia de la cabeza de Matavenados , sin rozarlo .
-Podría llamar a esto puntería , Mingos –exclamo-.Desátenme los brazos , pongan un rifle en mis manos , y desde noventa metros de distancia incrustare en el árbol y de un tiro el penacho mas delgado que penda de la cabeza de cualquiera de los presentes .

Esta provocación fue recibida en un murmullo grave y amenazante . La ira de los guerreros se encendió al escuchar semejantes burlas de quienes los desprecia al punto de no pestaña cuando se descargaba un rifle casi tan cerca como para quedarle la cara . Talarrobles se interpuso a tiempo impidiendo así que los demás procedieran salvaje torturarlo hasta matarlo .
-Ya veo- dijo- Hemos sujetado a Matavenados con demasiada fuerza ; las sogas impiden que sus miembros tiemblen y que sus ojos se cierren . Aflójenlas, y veamos de que esta hecho su cuerpo realmente 
James Fenimore Cooper Matavenados "El Fin de la Inocencia" 
Antologia de cuentos norteamericanos del sigloXIX 

lunes, 9 de febrero de 2015

Matavenados Fragmento

Capitulo XXIVX
Entre los salvajes era común someter los nervios de sus victimas a las mas severas pruebas.Por su parte, los indios era una cuestión de honor no demostrar terror ni dolor mas bien provocar al enemigo para arrancarle un gesto de violencia que causara al prisionero una muerte rápida . Se sabia de muchos guerreros que habían logrado una rápida conclusión de sus sufrimientos escupiendo injurias y terribles insultos en el preciso momento que sentían que su fuerza física los había abandonado ante las torturas, obra de un ingenio infernal que podía eclipsar todo lo que se había dicho acerca de los métodos demoníacos de la persecución religiosa . Sin embargo Matavenados no podía provocar las pasiones de sus enemigos para protegerse  de su ferocidad , ya que se lo impedía su peculiar idea de los deberes de un hombre blanco , por lo que decidió firmemente que soportaría cualquier cosa antes de deshonrar su color .
No bien los jóvenes comprendieron que estaban en libertad de comenzar , algunos de los mas audaces y corpulentos entre ellos se lanzaron al centro de la arena, Tomahawk en mano . Se preparaban para enlazarla , esa arma letal intentando hacer blanco incrustando la en el tronco del árbol lo mas cerca posible de la cabeza de su victima pero sin rozarle siquiera . Era un experimento tan riesgo que solo aquellos cuya pericia con el arma había sido sobradamente demostrada podían participar en la prueba , para evitar que una muerte prematura arruinara el entretenimiento tan esperado .Aun en manos confiables el cautivo rara vez salia ileso , y con frecuencia la muerte se producía incluso sin premeditación sin parte del atacante .Todos los que integraban la lista estaban mas decididos a exhibir su destreza que a vengar la muerte de sus camaradas . Cada uno de ellos se preparaba para la prueba con un sentimiento de rivalidad mas que de venganza , y durante los primeros minutos , el prisionero solo tenia para ellos el interés que necesariamente despierta un blanco viviente .Los jovenes se mostraban mas ansiosos que feroces y Talarobles pensó que seria capaz de salvare la vida al cautivo cuando la vanidad de los jóvenes atacantes fuera satisfecha , siempre que no terminara sacarificado en el curso del delicado experimento  que estaba a punto de llevarse a cabo .
El primero en presentares fue un joven llamado Cuervo, que todavía no había tenido la oportunidad de ganarse un nombre mas bélico. Era mas notable por sus pretensiones que por sus habilidades o proezas ; y los que conocían su temperamento sabían que el cautivo se hallaba en peligro inminente , desde el momento mismo en que Cuervo tomo posesión y alzo el Tomahawk.No obstante , el joven de buen natural , solo deseaba que el de su tiro se mejor que el de sus camaradas . Matavenados intuyo el deseo de renombre de su agresor a partir de las advertencias que le hicieron los mayores, quienes hubieran objetado la participación de cuervo que no ser por la influencia de su padre un guerrero maduro que integraba el consejo de la tribu .a pesar de todo , nuestro héroe permaneció imperturbable . Había decidido con resignacion aceptar que le había llegado la hora y no hubiera sido una calamidad sino mas bien un acto de misericordia , caer fulminado gracias a la impericia de la primera mano que se alzara contra el . Al cabo de un numero importante de floreos y gesticulaciones que prometían mucho mas de lo que en realidad era capaz Curvo lanzo el Tomahawk .El arma describió los usuales giros en el aire , rebano una astillas del arbolito a que el prisionero estaba amarrado a unos centímetros de su mejilla , y se clavo en un gran roble que se ergio pocos metros mas atrás . Fue decididamente un mal tiro que despertó en la concurrencia burlonas risotadas en la concurrencia para la mortificación del guerrero . Por otra parte la valentía presentada por el prisionero provoco disimulada admiración .
El infructuoso intento de cuervo fue sucedido de inmediato por el de Le Daing-Mose , el Alce , un guerrero de mediana edad particularmente hábil en el uso del arma ,
cuya participación era muy esperada por la concurrencia . Este hombre hubiera sacrificado con gusto al cautivo en nombre del odio que sentía a los carapalidas de no ser por el mayor interés que despertaba en el su propio éxito en el uso del Tomahawk . Tomo posición en silencio pero confiado alzo su hacha apenas un instante, adelanto un pie con movimiento rápido y tiro . Matavenados vio el arma que giraba presta hacia el y creyó que todo había terminado . Sin embargo el Tomahawk ni siquiera lo rozo ; fijo su cabeza al árbol agarrándole el cabello y enterrándose en la blanda corteza un exclamación general marco el deleite de los espectadores y Alce sintió que su corazón se hablandaba un poco al advertir que la imperturbabilidad del prisionero le había permitido dar muestra  de su consumada pericia .
El siguiente fue Saltarin o Le Garzon Qui Bondi , que ingreso a los saltos en el centro del circulo como una cabra juguetona Saltarin reboto ambos lados y delante de su cautivo amenazándolo con el Tomahawk de que esta ominosa exhibicionismo le arrancara algún signo de temor finalmente agotada su paciencia ante tanta moneria , Matavenado hablo por primera vez desde el inicio de la prueba .
-¡Tirade una vez Huron-!exclamo  -de otro modo tu Tomahawk olvidara su utilidad. ¿Porque haces tantas piruetas como un cervato que le muestra a su madre que bien sabe saltar? !si ya eres un guerrero avezado, y otro tan avezado como tu te esta enfrentando , a ti y a todas tus tontas monerías¡ Tira o las muchachas se te reirán en la cara .
Aunque no tenían esa intención estas palabras encendieron la furia guerrera de Saltarin . la misma excitabilidad nerviosa que lo hacia tan activo físicamente le dificultaba el control de sus sentimientos , y en cuanto Matavenados soltó su desafió el Tomahawk . lo lanzo sin ninguna buena voluntad y  con feroz determinación asesina . Era la primera vez quese manifestaba un objetivo que no fuera aterrorizar al prisionero o exhibir destreza y Saltarin fue inmediatamente expulsado de la arena y fogosamente censurado por su apresuramiento e intemperancia ,que así había frustrado todas las expectativas de la tribu .
Este indio irritable fue sucedido por otros jóvenes guerreros , que no solo lanzaron su Tomahawk sino también el cuchillo un experimento aun mas peligrosa con temerario indiferencia , dando muestras , sin embargo , de tal habilidad que nunca hirieron al cautivo. Continuara

martes, 13 de enero de 2015

Moneda de Cobre

Tu padre era rubio borracho y malevo
tu madre era negra con labios malvon
Mulata Naciste con ojos de cielo .
y mota en el pelo como negro carbón
Creciste entre el lodo de un barrio muy pobre.
Cumpliste veinte años en un cabaret .
Y claro ahora te llaman moneda de cobre ,
por vieja y triste muy poco vales .
Moneda de cobre yo se que ayer fuiste hermosa ;
yo se con tus alas de rosa,
te vi volar mariposa ,
y despues te vi caer .
¡Moneda de fango
que bien que bailabas el tango.
Que linda que estabas entonces ,
como reina de bronce,
allá en el Folies Berger,
Aquel barrio triste de barro y lodo ,
igual que tu vida desapareció.
Pasaron veinte años querida mulata ,
no existen tus padre no existe el farol .
Quizás en una esquina te quedes perdida ,
buscando la casa que te vio nacer ,
seguí no te pares  ., no muestre la herida
no llores mulata , total ¡para que !
Letra Horacio Sanguinetti

viernes, 2 de enero de 2015

De Cojinillos

Cuando suena la'cordeona en lo'e Cachango
es asunto delicao
Jirabino está con la boca cerrada
y anda de ojo revoleao.
Cuando venga el Camundá sacando pecho
no hay ambiente p'a dentrar
tienen miedo las mujeres que haiga lío
y ya están por disparar.
Y está baila que te baila la Juanita
con los zapatos prestaos
y allá afuera en la portera, dragoneando
un milico atravesao.
¡Pero mire el cachafaz cómo la lleva
a aquella de colorao!
Y la vieja no lo mira muy a gusto
porque ya se ha propasao.
La María en un rincón está entrompada
porque no llegó el Ñandú
y el Franela aprovechando la volada
la convida con vermú.
El farol de a poquitito, haciendo pierna,
cada vez dá menos luz
y el Nico y la Papa madre están pidiendo
que toquen "Cuartito azul".
Ya está el baile hasta la boca de parejas
y hay mas gente pa’ dentrar
y te cobran quince reale'a cara'e perro
sin derecho a protestar.
 Ruben Lena